¿Por qué el turismo de reuniones tiene que ser sustentable?

El turismo sustentable es la evolución del turismo convencional. La supervivencia de nuestra actividad en los próximos años depende de que el planeta siga teniendo atractivos para mostrar, lugares para recorrer y futuros para descubrir.
¿Imagine un escenario donde la próxima convención de ventas de su cliente intente ser planificada en un balneario de la costa del Atlántico donde las playas están contaminadas, salir a caminar por la ciudad sería posible solo con barbijo por la alta contaminación, y la comida ofrecida en el farewell dinner fuera solamente comida freezada traída desde otra parte del planeta pues los platos típicos locales basados en pescados no podrían ser cocinados por la polución de las aguas?
En estas condiciones ambientales es difícil que nuestra industria de los eventos motivacionales prospere y pueda consolidarse. Ningún viaje de incentivos podrá motivar si el destino final a donde prometemos “maravillosas experiencias, irrepetibles y únicas” no puede cumplir con condiciones fundamentales de sustentabilidad.

Algunas interesantes consideraciones para tener en cuenta respecto a este tema:

-el desafío es hoy lograr transformar en sustentable a toda la cadena de proveedores de la industria.
-Debemos incorporar productos orgánicos en los menues pues es más atractivo y las nuevas generaciones los van a preferir mucho más.
-existen ya numerosos procesos de certificación para los jugadores de la industria. Esto permite esgrimir ante los clientes un expertise y conocimiento sobre prácticas sustentables que ayudan a mejorar el marketing de aquellas compañías que incorporen procesos sustentables a la industria.
-la sustentabilidad puede tener diferentes entendimientos según el grado de evolución que tenga el tema en cada región. Hay países más sofisticados y avanzados en el tema que están ya apuntando a temas que en Latinoamérica son todavía conceptos más cercanos a la ciencia ficción.
Jonas Salk fue el científico pionero que elaboró la vacuna contra la poliomelitis. Al final de su vida Salk hizo una observación provocadora que aborda un poco la crisis de sustentabilidad que estamos enfrentando en estos días: “Es interesante pensar que, si desaparecieran todos los insectos de la faz de la Tierra, todas las demás formas de vida acabarían al cabo de cincuenta años.” Esta afirmación no desconoce que los insectos que pasamos tanto tiempo intentando erradicar son hilos fundamentales de la intrincada red de la vida en la tierra. Y agregó: “Pero si todos los seres humanos desapareciéramos de la Tierra, todas las demás formas de vida florecerían al cabo de cincuenta años”.

Interesante, para reflexionar, ¿no?

Alejandro Verzoub
Presidente de AV Business & Communication
Siteglobal Past President 2012